“El gran error del arte contemporáneo es que ha querido destruir la técnica y el oficio”

El MEAM no sois un museo corriente. ¿De qué va?

El MEAM lo que pretende es un planteamiento filosófico. Este consiste en que el arte del siglo XX se ha caracterizado por la destrucción de la forma, por elevar la abstracción y la experimentación a algo sagrado, así como por la destrucción de los valores tradicionales. Pero ahora con el final del siglo vemos que el ciclo se da por satisfecho, la destrucción de la forma ya no da para más.

¿No queda ya camino por recorrer en esta dirección?

Cuando ya has destruido la forma, ya no hay más camino: está destruida y punto. Entonces la vida continúa, el siglo XXI sucede al XX y creemos que el arte se encuentra en una situación de esterilidad absoluta. Se está ahora en una situación poco menos que dictatorial en la que los poderes públicos mantienen este status quo de destrucción de la forma, de promoción de artistas absolutamente experimentales, de negación de las grandes generaciones de artistas jóvenes que hay que están buscando un retorno a los cánones clásicos, o a lo que ha sido siempre el arte: la figuración. En posturas más o menos revolucionarias, pero es ver que la destrucción del pasado no lleva a ninguna parte.

En este punto, me ha soprendido que muchos de los cuadros que tenéis aquí en el MEAM son revisiones de temas antiguos.

Sorprende mucho cuando hablas con estos artistas –que muchos tienen veinticinco años-, porque parecía que tenían que ser gente mentalmente muy joven y en cambio sus grandes maestros son Rembrandt o Velázquez. Son artistas que valoran lo que era la pintura de verdad y dicen “chico, es que no se ha vuelto a pintar como pintaban estos maestros”. Hay que reconocer lo que vale y crear a partir de ahí un arte nuevo, un lenguaje nuestro. Es decir, no hay que copiar a los grandes maestros, pero lo que no se puede hacer es negarlos. Es una postura absurda.

Al final, Tristan Tzara quería destruir los museos, pero Tristan Tzara está muerto y los museos están más visitados que nunca. Es una irrealidad, es una fantasía del siglo XX que se sigue manteniendo pero en la que el gran público ya no cree. El arte contemporáneo se está encerrando en sí mismo y adoptando una postura de represión. Es decir, tú no puedes ir a ARCO y llevar cualquiera de los cuadros que hay en el MEAM porque no te dejan, está prohibido. El jurado de ARCO no te acepta que tú lleves esta obra ahí. Todo esto es un montaje que se va aguantando pero que poco a poco se va resquebrajando. Si algo hemos descubierto nosotros es que la generación de artistas jóvenes es brutal. Se ha dicho que asistimos al final de un oficio, al final de la pintura… Y como has podido ver en las salas del museo, esto es mentira, hay cantidad de gente que pinta extraordinariamente. Precisamente en el último concurso de arte figurativo que organizamos desde la Fundación, Antonio López –que era miembro del jurado- dijo que “aquí hay unos 30 cuadros que podrían estar expuestos con toda dignidad en cualquier museo del mundo”, y eso no había pasado nunca hasta ahora: que artistas jóvenes pudieran volver a estar a la altura de los grandes clásicos. Son los pioneros en recuperar esa noción del Arte con mayúscula.

¿El arte contemporáneo tiene algún valor entonces?

Bueno, eso depende del valor que le dé cada uno… Para mí no tiene ningún valor. Aunque hemos de matizar eso de “arte contemporáneo”: hoy en día aún se considera a Picasso o Miró arte contemporáneo y han pasado ya más de cien años… Para mí esa ruptura de la forma queda ya como un hecho histórico que no da más de sí. Es decir, para mí un váter puesto en la sala de exposiciones como hizo Duchamp no tiene ningún valor. O más bien tiene valor artístico el hecho rompedor de colocar un váter en la sala de exposiciones, pero una vez acabada la exposición, esa pieza no deja de ser un váter corriente. ¿Por qué ha de seguir costando una millonada si ya no tiene ese sentido artístico? El que le quiera dar valor, se lo da, y el que no, pues no. Es una cosa totalmente subjetiva. Un cuadro tiene valor de por sí, un váter, no.

¿Lo que le da valor al arte es la técnica entonces?

No, lo que le da valor al arte es el efecto subjetivo del que le quiera dar valor. Hay muchas fundaciones de grandes entidades que en los 70 y 80 compraron grandes construcciones como un montón de arena con unas sillas y una pala, o unas cajas… Eran construcciones que valían medio millón de euros o un millón, que estaban en la Bienal de Venecia y estas ferias… Hoy en día estas entidades tienen estas construcciones en un almacén contabilizadas por un millón, o medio millón… Pero lo que hay allí es un montón de arena, unas sillas y una pala. ¿Realmente qué es lo que vale un montón de arena con sillas y pala, si lo quisieran vender? Pues valdrá diez euros, pero en sus libros de contabilidad consta quinientos mil. ¿Vale quinientos mil o vale diez? Para mí es evidentemente y descaradamente un montaje, una gran manipulación del arte que ha servido para que una gran clase financiera y una gran clase poderosa se hiciese millonaria manipulando el arte contemporáneo.

¿Pero es arte o no es arte?

Yo no soy quién para decir si esto es arte o no es arte: yo sé que a mí una obra de ese tipo no me dice nada. Lo que digo es que hay un agravio comparativo entre, por ejemplo, un cuadro de Jackson Pollock –que vale fortunas- y alguno de los que tenemos por aquí en el museo, que valen poquísimo y que para mí tienen una carga artística brutal. Se está pagando un nombre, no una obra de arte. Se está pagando una firma. Un cuadro de Jackson Pollock si en vez de hacerlo él lo hiciese Jacobo Alcalde valdría 3000 euros, y el cuadro sería el mismo. Un cuadro de Jacobo Alcalde vale 5000 euros y para mí es extraordinariamente mejor que cualquiera de Pollock. Aún así, yo no soy quien para decir si lo de Pollock es arte o no es arte, pero lo que sí que puedo decir es que no vale lo que cuesta. Pero esto son juicios apriorísticos, en el momento en el que yo quisiese imponer mi criterio cometería el mismo error que han cometido ellos: imponer una dictadura formal en el arte y decir qué vale y qué no vale. Es terrible pero es lo que han hecho: un Henry Moore vale cien mil veces más que un Despiau o un Bourdelle, y estos eran escultores extraordinarios del siglo XX. ¿Quién decide esto? Evidentemente, no es el gran público, porque al gran público le sigue gustando más un Despiau, un Bourdelle o un Rodin que no un Henry Moore.

Obra de Jacobo Alcalde Gibert expuesta de forma permanente en el MEAM.
Obra de Jacobo Alcalde Gibert expuesta de forma permanente en el MEAM.

Ahora que habla de Rodin, visitando el museo he visto la escultura “Bye Bye Rodin” y no acabo de entender su título…

El autor es un escultor cubano afincado en Andalucía, Ricardo Torrebadella (Napoles Marty) de 27 años -un gran escultor- y ha desarrollado su obra influido por Rodin. Tiene quince o veinte piezas extraordinarias influenciadas por Rodin, y ha llegado a un punto en que él se da cuenta de que no puede seguir por este camino y esta es la última obra que hace. De ahí el título: “Bye Bye Rodin”, porque quiere iniciar un camino nuevo, pero él no sabe cuál será. Lo que sí que sabe es que no puede seguir imitando a Rodin, tiene que hacer su propia andadura.

Bye Bye Rodin en el MEAM. Fotografía de Pedro HolderBaum
Bye Bye Rodin en el MEAM. Fotografía de Pedro HolderBaum

Esta es en realidad la filosofía del MEAM, ¿cierto?

Exactamente. Es todo un ejemplo de cómo un chaval de 27 años que es muy bueno –que no se cotiza, por supuesto, pero que para mí es extraordinario- está empezando a hacer su propio camino. Lo que es brutal es que al mundo del arte oficial esto no le interese para nada. En este sentido, la reacción del público es muy significativa. Cuando la gente sale del MEAM se queda asombrada. La gran pregunta siempre es “¿Y de dónde sale todo esto? ¿Y por qué no lo hemos visto en otras partes?” Y eso es un hecho real, ¿por qué a la gente esto le encanta, por qué no lo hemos visto en otras partes y por qué esto no puede estar en otras partes? Si son artistas de Madrid, de Sevilla… ¿Por qué no pueden estar en museos de Madrid o en Sevilla?

¿Este es el único museo de este tipo en España?

En España y te diría que también en Europa. Porque todo lo que es arte contemporáneo se identifica con lo que es experimentación, como en el MACBA -el Museu d’Art Contemporani de Barcelona-. El MACBA para mí es una gran caja vacía. El hall de ese museo es el doble de grande que todo el MEAM y no hay ni una sola obra de arte… Es decir, con la mitad de su hall nosotros hacíamos un museo y ellos hacen una caja de aire. Ellos tienen un presupuesto de un millón de euros al mes para poder sobrevivir, nosotros tenemos entre treinta mil, cuarenta mil euros al mes y nuestra actividad es mayor que la del MACBA. Las comparaciones son terribles, porque además nosotros no tenemos ningún apoyo, ninguna ayuda ni ninguna subvención. Para mí, es la dictadura de la forma.

¿Y le queda futuro a esta dictadura de la forma?

Hombre, yo espero que no. Si creyese lo contrario, sería mi desesperación. La prueba es que no hay público: si tú vas a la Fundación Tàpies, por las mañanas verás a dos o tres colegios que van, y si vas a horas que no haya colegios, estarás solo en ese lugar. El público no va. Ahora, el día que haya que hacer una gran ceremonia, habrá allí un cuadro de Tàpies; el día que el gobierno catalán se reúna, estará presidido por un cuadro de Tàpies; el día que se nombre hijo ilustre a un gran artista del país, estará el señor Tàpies… pero el día que haya que hablar de lo que a la gente, al público, le gusta, no estará Tàpies.

En este sentido, podemos hablar de una desconexión entre el arte oficial y la percepción del público…

Totalmente. Desde mi punto de vista, hay una gran desconexión entre los intereses creados por los poderes políticos y los poderes financieros y la realidad del gusto de la gente. Pero esto no solo pasa en artes plásticas, en música ha pasado también.

Entonces, la pregunta que surge es ¿por qué? ¿por qué se sigue manteniendo esto en contra del gusto del público?

Bueno, habrá que ver el valor de la obra que hay, el valor del montaje que se ha hecho cuánto vale, habrá que ver las grandes fortunas que se han hecho con estas obras… Supongo que hay que conservar un status quo, y no solo a nivel español, sino mundial. EEUU es el gran centro del mundo de estas obras. También, por contra, EEUU es el gran centro de la renovación a nivel artístico, de la vuelta a la figuración.

Es lo que sería Don Eddy, ¿no? La exposición temporal que tienen ahora mismo en el MEAM.

Exacto. Don Eddy es uno, pero también está Lisa Harper o cantidad de artistas americanos que están teniendo un éxito brutal. Don Eddy pertenece a la generación de los hiperrealistas americanos, la de los años 70 u 80 que hoy en día son un clásico. Fueron como una reacción a la situación de caos del arte y fue una cosa divertida, bonita, simpática… Fue querer convertir la fotografía en arte, y es que en ese momento la fotografía no se consideraba como tal. Fueron unos de los que lograron eso, y lo hicieron no a través de la fotografía en sí, sino utilizándola para crear la obra de arte. De esa generación quedaron unos cánones que han servido para el arte de finales del siglo XX, para el hiperrealismo con pintura y utilizando métodos que entonces eran nuevos, como los aerógrafos.

Pero cuando vemos un cuadro hiperrealista que es indistinguible de una foto, ¿qué sentido tiene? ¿No sería lo mismo ampliar la fotografía e imprimirla?

De hecho, a mí el término “hiperrealista” no me gusta: mi museo no es de “arte realista”, mi museo es de “arte figurativo”. Dentro de la figuración, sí que es cierto que hay una parte que es -un poco como reacción a la abstracción- que consiste en una exageración de la figuración hasta términos fotográficos. Yo creo que es una reacción humana, natural, es como decir “¿Nos han obligado a destruir la forma? Pues vamos a demostrar que se puede pintar la figura mejor de lo que se ha pintado nunca”. La fotografía, en este sentido, es un medio para llegar a este extremo. Obviamente, si el cuadro pintado es igual que la foto, ¿para qué quieres el cuadro?, pero estos artistas buscan superar la fotografía, no imitarla. Se busca que el resultado sea menos frío que una foto, que sea más expresivo, más brillante…

Paseando por el MEAM, he visto algunos cuadros que me han llamado la atención. Por ejemplo, en este sentido que apuntas, hay uno que se llama “La crisis” bastante interesante…

Este cuadro es de Mikel Olazábal, un pintor muy subyugado justamente por toda la mística española de la conquista y todo eso. Pero fíjate que ese cuadro -que representa a unos conquistadores españoles del siglo XVI- se llama “La crisis”. ¿Qué quiere decir con eso? Él te está explicando que “crisis” era aquello, no lo que tenemos ahora. Ahora nos quejamos de que hay crisis y tienes un coche, y gasolina, y comiendo pollo a l’ast, y yendo al cine o a bailar con tu novia. No, la crisis era estar con una armadura en medio de la selva sin nada que comer, sin nada de qué vivir, avanzando durante siete años… Aquello era crisis. Entonces la propia pintura te está planteando un problema filosófico, que es que te estás quejando, porque somos unos mierda en comparación con aquellos hombres. Aquellos hombres, aunque su crisis era mayor, tenían unos ideales: estaban conquistando el mundo. La pintura, con el propio título te lleva a toda esta serie de divagaciones.

Obras de Mikel Olazábal en el MEAM.
Obras de Mikel Olazábal en el MEAM.

Ahora que hablas de ideales, sí que me he dado cuenta mientras pasaba por las salas de que no hay nada de arte sacro…

Sí, aunque aquí hay una cierta influencia de mi ideología personal, ya que al fin y al cabo soy quién ha hecho el museo. A mí el tema sacro, el tema religioso, simplemente no me interesa, lo considero superado. Otro te podrá decir lo contrario, pero yo creo que el mundo moderno ha superado el concepto religioso. Aunque yo creo que el arte en sí ya es un tema sacro. Al hombre contemporáneo yo creo que se la ha quedado pequeña la religión, pero el que tiene sensibilidad, el que tiene un concepto de la ética, sustituye la religión por el arte. Ya dijo Wagner que el arte puede ser la religión de los nuevos tiempos. El arte del MEAM puede llegar a ser sacro, aunque no sea religioso, ni católico, porque hay artistas aquí que están dando la vida por unos ideales, y esto me parece igual de sacro que el que da su vida por unos dogmas. El concepto de ética creo que está muy presente en nuestro museo y en el comportamiento de nuestros artistas, porque a ellos les sería más fácil hacer otro tipo de arte, el arte oficial, en el que serían maestros.

Su trabajo va en este sentido…

Sí, mira, hacemos un concurso de arte figurativo que ya va por su 7a edición en el que más del 60% de los participantes no son españoles. Esto significa que estamos creando una gran corriente internacional. Es un proyecto muy potente: tenemos una fundación, hemos abierto un museo, hay un concurso internacional, el año pasado abrimos una academia: la Barcelona Academy of Arts, que es la primera vez en España que una academia enseña pintura y dibujo con los cánones del siglo XVIII, con los modelos y las formas de trabajar de esa época, y que está vinculada a las otras cuatro únicas academias de este tipo que hay en todo el mundo: Florencia, Nueva York, Toronto y Los Ángeles. Tenemos otros proyectos en marcha de abrirnos a exposiciones itinerantes en museos europeos.

Inauguración de la Barcelona Academy of Art
Inauguración de la Barcelona Academy of Art

Sin embargo, toda esta corriente de arte formalista del que se quejaba surgió en su inicio como reacción al arte de las academias. ¿Abrir una academia es como una contrarreacción a la reacción?

A ver, yo personalmente soy muy antiacadémico, considero que el arte no ha de ser académico, pero eso no quiere decir que no haya que saber la técnica. Es decir, antiguamente un escultor tenía su taller con aprendices que trabajaban allí y aprendían el oficio. Eso era la academia: aprender el oficio. Cuando ya lo dominaban, se independizaban y montaban su propio taller. Ser enemigo de la Academia en tanto que enemigo de la rigidez, del formalismo, no significa que no hayas de aprender el oficio. El gran error del siglo XX es que ha querido destruir la técnica y el oficio. Lo que es un error es pretender pintar sin saber pintar: eso es una petulancia y una arrogancia increíbles. Aunque el concepto de academia no me interesa, es necesario. Sin eso, no hay arte.

Por tanto, como conclusión, ¿qué diría?

Que hay falsos revolucionarios que niegan la academia, pero lo que están demostrando es que son unos ignorantes: los verdaderos revolucionarios han respetado el pasado. Han respetado a los grandes hombres del pasado, han respetado la estética y la ética. Y sobre esa base, han sabido volar. Han sabido construir, no destruir; construir desde una base. Si no tienes base, eres una barca en el océano que no sabe adónde va.

Entrevista para el Diario El Prisma – http://diarioelprisma.es/jose-manuel-infiesta-el-gran-error-del-arte-contemporaneo-es-que-ha-querido-destruir-la-tecnica-y-el-oficio/

Anuncios

113 Comentarios Agrega el tuyo

  1. José Luis dice:

    ARTE es un término que apunta a tantas posibilidades que nunca sabemos si los que entramos en este tipo de diálogo estamos hablando de lo mismo que nuestros interlocutores. Cuando yo digo ARTE señalo una manera de procesar información incrustada en otra. Es decir, señalo una actitud humana. Una actitud evaluativa.

    Quizá, si restringiéramos el problema, a la cuestión “qué es lo que YO valoro como arte” podríamos empezar a darnos cuenta de que, a veces, no se puede discutir sobre el tema, como no se puede debatir si a mi no me gusta el arroz con leche y a otra persona sí.

    Mi manera de hacerlo está en varias de mis paridas publicadas en mi página web, de una manera más amplia. No creo que a nadie le interese mucho que a mí no me guste el arroz con leche, ni, por tanto, qué es lo que yo apunto como elementos básicos del arte, elementos que entran a formar parte de esa actitud.

    Por si alguien sintiese curiosidad, aquí hay algo que puede destruirla completamente. MI fórmula sobre cómo re-escribir el concepto ARTE cuando aparece:

    ARTE –> [Va (x)]

    […] = representación metal de primer orden (es decir, almacenada directamente en mi mente)

    (…) = representación incrustada en la primaria

    V= valoro

    a=artisticamente

    x=cualquier cosa

    Bueno, ya podéis pasar a otra cosa, mariposa, sin tratar de profundizar en esta parida monumental.

    Me gusta

  2. Silvestre Montiel dice:

    Yo pienso que el valor del arte es muchas veces especulativo. Y esa especulación obedece a tendencias económicas y cultuales. todos sabemos sabemos quien fue el gran maestro Diego Rivera y sin embargo sus obras de arte no se cotizan tanto fomo las de su esposa frida calo. Y simple mente es por que el tenia ideas comunistas y el mundo lo manejan los capitalistas. Por esa razón sus honras permanecen en el anonimato, en comparación a las de su esposa Fryda Kalho…

    Le gusta a 1 persona

    1. A. Bieito dice:

      Ideas comunistas tenían los rusos de principios del XX. Dudo que esa argumentación tenga algún valor. No es cuestión de política, y menos cuando hablamos de una concepción universal del arte.

      Quizá la cuestión de que valga más un cuadro de Frida Kahlo que uno de Diego Rivera sea la minusvalía de ella y que el mercado la ha sobrevalorado excesivamente. Personalmente, no me interesa nada de nada Frida Kahlo. Nada de nada de nada… Mal ejemplo.

      Me gusta

  3. Pablo Solari dice:

    El Arte es verdaderamente cuando es ejecutado por un Artista, íntegro, que respeta el Arte, que lo conoce en sus técnicas, por ellos es movido a hacer de su arte un oficio para poder expresar lo que desea volcar sobre la obra.
    Hoy en día, la mediocridad domina. Durante todas las épocas, el artista buscó que lo identifiquen por su obra, hoy en día y desde hace una tiempo se busca ser reconocido por sus extravagancias, sus posturas contestatarias, que en definitiva son contestatarias en contra del Arte, pues lo niegan, pues lo de ello es simplemente COMERCIAL, DECORATIVO.
    Si una obra, no dice nada, no expresa un sentimiento, un pensar, o una recreación vista desde la óptica del Artista, esa obra no es de Arte. Es simplemente un objeto decorativo.
    Hoy se inventan precios altísimos para decir que el autor de eso es un gran artista, pero eso lo determina una jugada sucia del mercado que quiere cotizar a uno que se dice “artista” y no lo es.
    Todos estos inventos comerciales sobrecotizados, con el tiempo terminarán en una pila de residuos, y no en un Museo.
    Yo cuando realizo una obra, pienso que debe ser digna de estar colgada en un museo, No pienso ni en lo económico, ni en nada, trato de sacar lo mejor de mi arte que llevo dentro, sin mezquindades, sin condicionamientos, con absoluta libertad, aunque autodidacta mi formación fue académica, pues estudié a los grandes clásicos y deseché a las corrientes que veía no me agradaban en el buen gusto.
    El ser humano es figurativo, ya en las cuevas de Altamira así lo mostró.

    Me gusta

    1. A. Bieito dice:

      “Si una obra, no dice nada” … ¿y si el que está delante es incapaz de entender, y si su sensibilidad está atrofiada, y si tiene el cerebro contaminado con “todo el mundo entiende de arte”? No nos equivoquemos, que algo te guste no significa entender de ello ni saber valorarlo. No seamos demócratas, por favor.

      Me gusta

  4. Alexis R. Cruz dice:

    Me identifico total!!

    Me gusta

  5. mario dice:

    Este denominado “arte contemporáneo” no es mas que puro circo donde se enriquecen unos listos a costa de unos tontos. No interesa más que a esos negociantes y a los “artistas” que no saben hacer una = con un canuto.

    Le gusta a 1 persona

    1. A. Bieito dice:

      Lo dijo Blas, punto cuadrado.

      Me gusta

  6. Miguel Angel dice:

    Me parece que es una verdad de apuño que existe una especie de mafia que se encarga de pontificar el arte conceptual, descalificando a los que hacemos pintura de caballete, es un posmodernismo mal infundado, ¿acaso realmente todo es relativo y todo es valido? se ha creado un facilismo y una pereza mental que desborda cuanto uno tiene presupuestado en cuanto lo que significa la palabra ARTE, termino que implica belleza armonía, concepto. Es como sublimar el Regueton descalificando a la musca Clásica.

    Me gusta

  7. Marta dice:

    Me siento unas barca en el océano que no sabe dónde va, por eso le agradezco estas palabras y reflexiones que me ayudan a comprender y ha encontrar (seguir buscando) un camino.
    Gracias

    Le gusta a 1 persona

  8. por fin alguien se atreve a desmitificar lo que ahora se venera como arte “contemporáneo”
    ¿Dónde está el arte?

    Me gusta

    1. Rafael dice:

      Has leído a la mexicana Avelina Lesper?

      Me gusta

    2. A. Bieito dice:

      Cuéntanoslo tú, si eres tan amable.

      Me gusta

  9. omduart dice:

    Solo dejar un detalle que me parece injusto con el arte contemporáneo. La experimentación me parece básica para desarrollar nuevas formas de arte en cualquier ámbito artístico. La criticas como si consistiera en hacer estupideces que como pintar un punto negro en un folio blanco o sillas en arena… Por otra parte estoy muy de acuerdo con la idea de que las clases poderosas buscan contabilizar el arte en valores numéricos y provocar que el público general lo aborrezca. Se puede ver claro en la música, la pintura y la literatura por poner ejemplos. Muy curiosa entrevista, un saludo.

    Me gusta

    1. Por supuesto que la experimentación es válida, pero que la exhiban como ensayo o como experimento, no como una obra, dejando de lado la obra de arte en si, por que el verdadero artista no se presta al juego del negocio y la especulación.

      Me gusta

      1. omduart dice:

        Bueno, sí pero. Para mi el ejemplo perfecto rompe reglas es Robe, el líder de extremoduro. Es un verdadero artista que de paso a ganado mucho dinero, a vendido muchas camisetas a parte de discos y entradas. Aun así para mi es un verdadero artista que respeta y ama el arte. Yo aspiro a algo similar… Sin tener necesidad de comprarme ni un buen coche ni una gran casa ni nada así, si me gustaría una cierta fama, un cierto cariño, un poder vivir y viajar sin tener que hacer nada que no sea escribir o lo que brote de la escritura.
        Bueno retomando un poco… Vale también es verdad que te apartaste del proyecto, rectifico lo dicho. No te preocupes, puede que surja algo más adelante que nos junte de nuevo, y sino siempre podremos leernos. Un saludo!

        Me gusta

  10. yarianna ledger dice:

    Que hermoso!!! Cuanto quisiera entremezclarme con gente asi de inteligente!

    Me gusta

  11. Aleta TM dice:

    Excelente! Totalmente de acuerdo!
    Me da mucho gusto constatarlo ya saber que en este Museo SI hay Arte! Gracias y Felicidades!!

    Me gusta

  12. Silvia rodriguez dice:

    😘😘😘😘💖💖💖💖💖🤗🤗🤗🤗👍👍👍👏👏👏👏❤️❤️❤️😇😇😇😄😄me encanta!!!!!!

    Me gusta

  13. moto Acuña dice:

    todo resulta un negocio, donde un manipulador domina el mercado y sus clientes

    Me gusta

  14. daniel corvino dice:

    Me ha gustado mucho el reportaje,estoy de acuerdo que la tecnica ha quedado en segundo plano y realmente lo considero un gran error

    Me gusta

  15. Valen Diaz dice:

    Comparto la opinión de OMDUART. Parecemos condenados a los antagonismos. Es muy respetable la labor que hace el Museo y es posible que este no existiera, si no se diera el contexto en que se da. Infiesta es un poco como la otra cara del espejo que crítica y está en todo su derecho, pero no debe esperar fondos públicos para él, sí es un museo excluyente. Soy artista y he transitado por varias tendencias, y trabajar últimamente en una guía de reseñas de arte me ha hecho mucho más tolerante al conocer a artistas cuyo trabajo no valoro. Un artista-net, un acuarelista-paisajista, un minimalista pueden ser amigos y tomarse un café juntos hasta que llega el mercado y hecha los dados para ver cuál tendencia se va a promover. Deben empezar ahí los problemas entre ellos, creo que no. Despreciar el trabajo de los demás (los no figurativos), como lo hace el director del museo no es un buen principio (No le gusta el arte sacro, a mí me encanta la “sacralidad morbosa” del fotógrafo Jam Montoya, que estaría excluido del museo y no valoro demasiado algunas de las últimas obras galardonadas), menospreciar esas instalaciones que él no siente y disfruta, no está bien por culpa de unas políticos que decidieron adquirirlas para sus museos. Hay que pedir cuentas a los políticos corruptos (se pueden incluir aquí a curadores y museógrafos del aparato) tanto si malgastan en obras de arte como si lo hacen con aeropuertos y trenes Ave. ¿Verdad que nadie critica a los ingenieros y arquitectos que los construyeron?

    Me gusta

  16. Elisabeth de Natareno dice:

    Muy bueno, totalmente de acuerdo. Hacia donde llegara el arte si seguimos como estamos?

    Me gusta

  17. Lidia Castillo Masis dice:

    Gracias siempre he pensado lo mismo pues se debe pintar con el alma así no habrá limitaciones y los espectadores pueden sentir lo que el autor interpretó,

    Me gusta

  18. gerardo silva garcia dice:

    Un ejemplo de eso fue el salon del fuego en Bogota que se olvido del oficio y finalmente se acabo

    Me gusta

  19. Tito dice:

    Arte es todo lo que nos rodea desde lo mas pequeno hasta lo mas significativo.los tiempos cambia.es como la salsa y regaeton.

    Me gusta

    1. A. Bieito dice:

      No, eso es basura.

      Me gusta

  20. Válido, con autoridad y bien fundamentado. Cada vez hay más voces que se alzan contra el fraude y los decoradores de espejitos…

    Me gusta

  21. TRIVEÑO dice:

    ARTE COMCEPTUAL …BASURAAAAAA

    Me gusta

    1. A. Bieito dice:

      Ah, como no lo entiendes ni haces esfuerzo por entender, es basura. Mejor sigue viendo televisión, que es lo tuyo.

      Me gusta

  22. javier usma dice:

    Es un excelente comentario a lo que se le llama arte actualmente y a los museos publicistas que no miden realmente el valor de una obra y de su autor sino que son ventanas de comercio para quien les conviene hacer figurar.

    Me gusta

  23. Hola Respetado y querido amigo Mario. Él artículo sobre arte, en el cual se afirma en que el arte contemporáneo ha querido destruir la técnica y el oficio, es una verdad amenazadora, y quiénes lo promulgan como moderno, se olvidan de las escuelas, las influencias de los grandes pintores ,que tras largas horas de observación y basados en los trazos geométricos, más la incansable búsqueda de copiar la madre naturaleza en todo su esplendor, olvidan que los seres con talentos, aportan lo mejor de su creatividad y en eso radica el error y cuando pretenden simplificar las técnicas obtenidas desde el comienzo de la creación, olvidando que el arte es mágico cundo los colores se integran majestuosamente guiados por la temblorosa mano del artista. Un cordial saludo y un fuerte abraso ..bernapuerta..

    Me gusta

    1. A. Bieito dice:

      “más la incansable búsqueda de copiar la madre naturaleza en todo su esplendor”. Exactamente por esta razón fue por la que Platón dejó meridianamente claro que el arte era mentira, que era una imitación, una mera copia, y el artista un mentiroso. La única forma de rellenar ese vacío, meter concepto a pesar de que el pueblo, ignorante y orgulloso de ello, dejase de entender. En realidad el argumento no es tan cruel, puesto que el pueblo, hoy, solo está interesado por el fútbol, el alcohol, el sexo y, en general, todo lo que no tenga mucho fondo.

      Me gusta

  24. Hilario Domingo dice:

    Estoy de acuerdo en lo de la destrucción del oficio; pero también estoy de acuerdo en que el arte contemporáneo tiene una gran carga de mensaje artístico. El Arte es la manifestación del mundo interior de los seres humanos y debe manifestarlo. Cuando Duchamp expone un váter, es aberrante que utilice un objeto ya construido y no hecho por sus propias manos y que en ese caso tendría un valor artesanal para él, por su manufactura. Sin embargo en la muestra de este váter hubo pereza por parte de Duchamp, al no construir el objeto como lo haría un escultor. Ahora bien, el valor artístico de Duchamp en esta exposición, está en su mensaje artístico: “la civilización es un recipiente de mierda”. Aquí si estoy de acuerdo con él, aunque en “su obra” no hubo trabajo manual y menos oficio.
    Por otro lado, yo veo en la pintura de Jacobo Alcalde Gibert, una total imitación al Arte Fotográfico, lo cual me parece erróneo, porque no esta manifestando en la pintura su yo interior y solamente se queda en lo artesanal: un trabajo con oficio, con técnica y bonito, pero nada más y se convierte en una decoración burguesa. Hace falta manifestar la problemática de la naturaleza humana con una pincelada y estilo propio

    Me gusta

  25. Debora dice:

    Creo que una respuesra a por qué los grandes museos y galerías siguen mostrando obra que en realidad al público no gusta, es porque ésta patética corriente de destrucción y anti-arte que lleva décadas, ha dejado un tendal de gente (“artistas”) que no sabe hacer.
    Y como hay que vender, que ganar, se promueve lo que hay…

    Me gusta

  26. ROGER PIZARRO dice:

    De lo poco que se de Arte, me parece que por fin alguien dijo bien sobre lo que se conoce como arte Contemporáneo, que ha resultado ser más un negocio y manipulación de los medios, que lo que la obra representa. El Arte no debe iniciar como un negocio en si mismo, y de hecho núnca lo fue, muchos grandes artistas sus obras se cotizaron despues de muertos y fue cuando mucho más tarde se valoró su técnica, lo que me hace entender que el precio de las obras no lo defino yo, ni mucho menos en el momento que quiero se valore, el valor de la técnica se define a lo largo del tiempo, ello porque el artista va trabajando continuamente su técnica hasta depurarla por completo y el público ve en el su trabajo finalizado y eso lleva años de ezfuerzo, por consiguiente hacer arte no se hace de la noche a la mañana y menos agregandole precios altos para ser reconocido como artista.

    Me gusta

  27. ROGER PIZARRO dice:

    De lo poco que se de Arte, me parece que por fin alguien dijo bien sobre lo que se conoce como arte Contemporáneo, que ha resultado ser más un negocio y manipulación de los medios, que lo que la obra representa. El Arte no debe iniciar como un negocio en si mismo, y de hecho núnca lo fue, muchos grandes artistas sus obras se cotizaron despues de muertos y fue cuando mucho más tarde se valoró su técnica, lo que me hace entender que el precio de las obras no lo defino yo, ni mucho menos en el momento que quiero se valore, el valor de la técnica se define a lo largo del tiempo, ello porque el artista va trabajando continuamente su técnica hasta depurarla por completo y el público ve en el su trabajo finalizado y eso lleva años de ezfuerzo, por consiguiente hacer arte no se hace de la noche a la mañana y menos agregandole precios altos para ser reconocido como artista.

    Me gusta

    1. A. Bieito dice:

      No es una cuestión de pareceres, es una cuestión de informarse, estudiar, etc. Existen cientos de teorías sobre arte. Si quieres que tu argumento tenga algún valor, lee libros, no articulillos. Te darás cuenta de todo el camino que se ha recorrido mientras tú…

      Me gusta

  28. Pienso igual
    Hoy hay muy buen arte sin mostrar
    Lo que muestran los museos es mayormente descartable

    Me gusta

  29. maría jesús dice:

    ¿Que es el ARTE? Es el interior del artista. Con o sin público.
    Pero por supuesto el ARTE no es la especulación

    Me gusta

  30. Candido Marques dice:

    É realmente preocupante o caminho que a arte se segue,. Opinião são difusas nos quesitos valores e capacidade, o que é bom e oque é renomado. É pena que valores de verbas são mau distrubuidos, mais isso é comum em todos os departamentos. Temos muitos artistas jovens de excelente qualidade isso é fato é é fato que tem que ser valorizado s.

    Me gusta

  31. Miquel Pratdesaba Ferrés dice:

    Ja es hora de que torni la realitat al art

    Me gusta

  32. Reblogueó esto en Correa Blogy comentado:
    Hace unos días, al entrar al Museo de Arte Moderno “Rufino Tamayo”, encontré una escalera desplegada hacia arriba y un globo de helio de color rosa que daba contra el techo cristalino. Lo consideré como una escalera que estaba ahí para ser utilizada por los trabajadores de montaje
    (quienes también se encontraban ahí, montando una próxima exposición), y en cuanto al globo naturalmente pensé que fue de algún infante que lo soltó dentro del museo. Cuál es mi sorpresa que a la salida del mismo y pegado a la pared hay una lámina con el nombre del “artista” y el título de la obra: “Rosa Subido”. No lo podía creer, después de los balones ponchados y los vidrios tirados de botellas de vino, estaba seguro de que lo que llaman “Arte Contemporáneo”, en muchas ocasiones, ha dejado de ser arte.

    Me gusta

  33. pablo vasquez loayza dice:

    Completamente de acuerdo.Para pintar o dibujar se tiene que tener tecnica,escuela,hacer adefesios es sencillo. Un mono puede hacerlo y luego tu puedes firmarlo.Para hacer arte figurativo hay que poseer valor e inspiracion,cualquier idiota no puede hacer arte.

    Me gusta

  34. Marzio Girola dice:

    Más allá de cuestiones técnicas o filosóficas es evidente que toya do el contenido se basa en el valor económico del arte o de las obras. Por mi parte eso poco tiene que ver con el arte. condice más con la ambición. Por otro lado la técnica en todos los sentidos hace al técnico. Los neo, son recursos ya gastados. Es una visión muy limitada a los clásicos europeos que ya han cumplido con su etapa. Pero lo que si no condice con el arte es el denostar otra forma expresiva para valorizar la propia, así como lo bello y lo feo tampoco. Es un texto muy rencoroso.

    Me gusta

  35. Jorge E. Cifuentes R. dice:

    Todo muy cierto: se suele decir que la obra de un artista ( pintor, escultor, afines y con muy pocos casos aparte.) solo es valorizada cuando muere. Y sin demeritar y aceptar que arte es arte, francamente se ven cosas que no pasan de ser eso, sin ningún sentido, sucias y desagradables. Soy artista y cuando pinto un Caballo trabajo hasta que sea lo mas fiel a su modelo, sería muy cómodo y fácil lanzar pinturas a la loca y tener una obra abstraerá que sería muy aplaudida por los
    llamados críticos y curadores de moda. No tengo nada en contra de las expresiones artísticas modernas, las hay muy hermosas llenas de visión, color y estilo.

    Me gusta

  36. Delfino Robles Salazar dice:

    Excelente descripción de lo que esta pasando actualmente en el arte….lo figurativo bien hecho es excelso…pocos lo pueden lograr..es lo sublime….las manchas con colores …texturas..y demasiada abstracción puede verse agradable a veces…..pero no despierta en la mayoria de los espectadores las misma sensación que el arte figurativo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s